La publicidad, un beneficio para la sociedad

La publicidad, un beneficio para la sociedad

La publicidad no sólo se trata de dar a conocer determinado producto, sino de ir más allá en la información de determinada necesidad que pueda presentarse en la sociedad, y en ello Jordi Gual Solé LaCaixa a manos de la Fundación La Caixa y Ogilvy Barcelona se dispusieron a hacer el lanzamiento de la campaña “rompamos el silencio de la soledad” cuyo objetivo primordial es ser la voz activa de esas personas que se aquejan de un problema social que en la actualidad resulta tan común como lo es la soledad no deseada.

Esta campaña ha consistido en presentar un anuncio donde es mostrado el silencio de la soledad física y emocional no deseada, el cual sólo es roto por sonidos producidos a diario en momentos muy determinados y también repetitivos, para luego animarnos a todos para que hagamos que esa voz de las personas que se encuentran aquejadas de este problema social pueda ser escuchada.

De acuerdo al informe ‘Soledad y riesgo de aislamiento social en las personas mayores’, que fue llevado a cabo por ”laCaixa”, la soledad se presenta como uno de los sentimientos cuya presencia es más representativa entre los colectivos vulnerables, es decir, las personas mayores y los individuos con menor nivel educativo.

Para ello, Ogilvy Barcelona se ha dado a la tarea de poner voz a las personas aquejadas por un grave problema social: la soledad no deseada; y lo ha hecho con el objetivo de romper el silencio que desde hace tiempo ha rodeado a las personas que se sienten solas. Durante la más reciente campaña de la Fundación ”laCaixa”, la agencia de publicidad se encargó de crear un anuncio donde se muestra la entrada de una casa de un señor que se encuentra y se siente solo y, por medio de un travelling de la cámara, se muestra una escena habitual en una estancia en penumbra, donde todo se encuentra inundado por el silencio y sólo se puede escuchar el paso de las agujas del reloj, las tertulias radiofónicas o el sonido de la cafetera.

Mientras la cámara se encarga de enseñar algunos detalles que conforman la decoración compuesta por fotos de familiares, una voz en off se encarga de exponer el problema: “La soledad, sea como sea, es silenciosa. O eso parece. Y con el tiempo, los únicos sonidos que se oyen son estos”. Esta misma voz en off hace un llamado a que el esfuerzo común se active para evitar tales situaciones: “Entre todos, podemos hacer que aquellas personas mayores que se sienten solas formen parte de una sociedad donde su voz se escuche”. Este spot, inicialmente se difundió por redes sociales para coincidir con el Día Internacional de las personas mayores, finalizando con un claro call to action: “Rompamos el silencio de la soledad. Descubre cómo hacerlo en siempreacompanados.es”.

Gabriel García de Oro, quien es el. director creativo ejecutivo de Ogilvy Barcelona, piensa que la campaña surgió de la empatía, ya que silencio no deseado se presenta como un elemento representativo de cada uno de los días de las personas que se sienten solas, por lo que decidieron hacer que el espectador lo pueda vivir como una sensación incómoda. Pero además, lo han convertido en una razón lo suficientemente potente como para que pueda provocar que quien alcance a ver el anuncio, desee involucrarse en la lucha contra este mal tan común.