El verdadero éxito detrás de la publicidad de radio

Aunque en estos tiempos nos resulte increíble, la publicidad que se realiza desde la radio cuenta con un gran alcance, aunque su éxito viene definido por el impacto que la misma tenga en su audiencia objetivo.

En oportunidades nos encontramos sin darnos cuenta, tarareando algún jingle sin tener idea de dónde lo sacamos, o quizás reconociendo la voz de algún actor ligándose automáticamente con determinada marca. Allí es donde recae el poder que tiene la radio, pues se queda en la mente del radioescucha y constantemente lo asalta sin que pueda evitarlo.

Realizar comerciales para la radio que sean memorables se trata tanto de una ciencia como de un arte. Para ello se requiere tomar en consideración datos cuantitativos del público objetivo y los índices de rating de las estaciones y programas, aunque también se requiere de una gran dosis de creatividad e innovación al producir los anuncios.

Para aprovechar el impacto que conllevan las campañas publicitarias de la radio, es importante que al momento de elaborar los spots se tomen en cuenta las siguientes sugerencias:

Conocer al público: cuando se anuncia en radio, resulta clave tener un gran conocimiento sobre el perfil del público al que se dirige el anuncio. La edad que tienen, su género, sus niveles de ingresos, además de sus hábitos de consumo. Además de la descripción de la persona que probablemente escuche los comerciales. Gracias a que las distintas estaciones de radio cuentan con diferentes características demográficas, es importante asegurarnos de que se dirija a la audiencia correcta.

Se debe tener un inicio fuerte: si no ha sido posible captar la atención de los oyentes desde el inicio, entonces hemos perdido la batalla. Si el oyente se encuentra en un coche, quizás cambie la estación. Si posiblemente escucha vía internet, entonces podría silenciar el comercial. En todo caso, te recomendamos que no pierdas el tiempo con presentaciones que sean aburridas o muchas explicaciones detalladas, ya que en su mayoría los anuncios de radio son cortos. Para lograrlo se debe llegar directamente al punto y bombardear con los beneficios. Es importante llamar la atención de los oyentes desde el principio.

Impresionemos con la voz: la radio en resumidas cuentas se trata del arte de hablar con eficacia. Debido a que no cuenta con un medio visual, todo va a depender de la voz, el tono, el ritmo, la variedad y sobre todo la emoción. El locutor debe sonar asustado, entusiasmado, nervioso, calmado y además debe expresar gran cantidad de sensaciones en los comerciales.

Si esto no puede ser logrado, y no podemos encontrar el sonido perfecto para nuestro anuncio, esto dará lugar a una gran pérdida en las ventas y, peor aún, a una gran pérdida de dinero. Debemos conseguir una voz profesional que pueda reflejar la personalidad de la marca para que despierte las debidas emociones y el mensaje pueda penetrar en la mente de los oyentes.

Hacer pruebas siempre: y es en referencia a los anuncios, nunca debemos confiar en la intuición. Para ello, es recomendable hacer una prueba de la campaña publicitaria de radio una y otra vez hasta lograr ver qué funciona y qué no.